Suicidio Memorable

Es la oportunidad perfecta para perder la vida, ahora que nos hemos perdido entre una multitud de dudas.

En soledad, el ruido en mi cabeza se fortifica y; la oscuridad que dejó tu ausencia se come las luces destellantes de tus recuerdos.

Es el momento idóneo para encontrar la muerte, para segar lo poco que quedó de mí en ti.

IMG_4357 Subida

Trato de encontrar palabras en tus labios que se dirijan a mis oídos, sin embargo; todo lo que llega son monosílabos sin emociones, señales sin sentidos y miradas sin compás.

Es el tiempo adecuado para encontrarme, borrarme de tu historia estrujando mi existencia con el pulgar mojado de saliva.

Te volviste intocable, inalcanzable. Culpa mía y de mi cobardía no decidir seguirte al abismo, que es tu ser. Aquel abismo lleno de colores, laberintos y dragones. ¿Qué culpa puedes tener tú de no querer abrirme las puertas de la luna? Pude haberme ido contigo en un viaje sin regreso y rechacé el boleto… No, lo tire.

Desapareceré de tu conciencia, me haré maldición oculta en islas desoladas. Seré ciudad hundida en el mar profundo de tus recuerdos. Pompeya en llamas sin dejar cenizas. Fenix que muere y no resurge.

Seré suicida en tus pensamientos, inexistente en tu pasado, improbable en tu futuro.

Pondré todas mis fuerzas para que logres olvidarme, aunque tengo toda la confianza de que tú, puedes hacerlo sola.

Aún me olvides, mi suicidio en tu mente será memorable.

Fotografía: Ramón Guerrero
Modelo: Nathaly Díaz
Anuncios

Búsqueda Inconsciente

La naturaleza humana nos hace querer buscar alguien con quien compartir nuestra existencia.

Casi nos obliga, de forma inconsciente, a tratar de conectar con alguien. Vamos de la casa al trabajo pensando, muchas veces, si encontraremos a esa persona este día o pensando en alguien a quien ya encontramos; este o no con nosotros.

Cada uno de nosotros, gracias a la diversidad, busca a su manera y busca cualidades diferentes. Mientras muchos buscan el amor de sus vidas, otros buscan el amor de una noche, sin embargo… nunca se sabe que te vas a encontrar.

Pareja JugandoLa gente lucha en contra de la soledad, al menos la mayoría. Buscamos miradas que son directas, sonrisas devueltas, coqueteos correspondidos o, un roce de manos en el que se crucen los meñiques.

Claro está que, para que la búsqueda sea más fácil, la gente tiene preferencias y cánones. Normalmente se enfocan en encontrar personas con un fenotipo agradable para sí o para una mayoría.

Pero ¿Qué es lo que en realidad importa? ¿Buscar a alguien para matar la soledad o encontrar un ser que nos haga compañía? ¿Es lo mismo?

¿Que nos hace sentir solos? Quizás nos hemos preguntado esto en algún momento. Es posible que la incapacidad de compartir con alguien mis intimidades, miedos, cualidades y des virtudes, sea la causante de ese sentimiento.

KissCreo que a veces el problema es que buscamos a alguien, pero con el plan incorrecto:

Buscamos alguien que nos escuche, pero no ponemos atención a lo que dice.

Buscamos alguien que nos ame sin tapujos, pero nos da miedo entregarnos por completo.

Deberíamos buscar alguien con el que disfrutemos, más que el hecho de que hizo el café, amemos compartir aquel momento agradable sentados en la mesa.

Deberíamos buscar a esa persona que, aunque no les gusten nuestros chistes, los escuche y sonría por lo idiota que somos.

Esa persona a la que nuestra seriedad o informalidad le parezcan interesantes. Con quien crear lenguajes propios, señales privadas; quien te invente nombres.

Pareja compañia

Jugar a las almohadas, quien te agarra la nariz y corre porque sabe que odias que lo hagan; quien cree en ti y en lo que deseas. Alguien que se apasione por lo que hace y no se detenga hasta conseguir lo que quiere compartiéndolo contigo. Alguien que quiera que estés ahí y por quien te quedarías, aun no te lo pidiera.

Alguien que se quede a escuchar mientras cantas tus canciones favoritas, aquella persona que sonría al verte sonriendo a la luna. Ese desorden que te besa y desapareces. El caos que remueve de ti los frutos y te hace tambalear.

Encuentra a quien te toque y deba secarte. Esa persona que te provoca orgasmos. Busca a ese elemento que falta en tu tabla periódica, aquello que hace real tu alquimia creando del bronce, oro y; que resucite con tu voz en cada gemido.

Si encuentras algún ente de estos vívelo, cuídalo y respétalo. Que importa cuánto dure. No hay personas equivocadas… Hay personas vividas, recuerdos compartidos e historias que contar… o callar.

Encontrar a quien sin decir nada lo es todo.

Combatir a la soledad es una lucha constante, no te rindas. Ese deseo de compartir quienes somos con alguien más está en nuestros genes.

Un consejo:

Sé Tú

Desde Mi Punto De Vista

Para variar, me gusta ver las cosas siempre desde otro punto de vista.

En esta ocasión veo a todos despidiéndose del año 2017 y agradeciendo por las cosas que pasaron en él.

IMG_7906

Me he quedado pensando si debería agradecer al lapso de tiempo de 365 días que acabará hoy a las 12:00am, porque en realidad, son nuestras acciones las que hicieron que pasaran las cosas en este rango de existencia. Fueron nuestras decisiones y las consecuencias de los demás las que crearon las coincidencias, las oportunidades y hasta la suerte de haber vivido o experimentado tal o cual cosa.

Sin embargo, es más fácil decir gracias al tiempo que nos permitiera vivir todo eso que dar merito a las cosas que motivaron el hacer en nosotros, o pedirnos perdón por no hacer las cosas que debimos en el tiempo en que pudimos.

El tiempo, el periodo que conformo el llamado año 2017 hubiese pasado aun tú te hubieses quedado en cama todo el día; dependía totalmente de ti tener las experiencias que has tenido, conocer las personas maravillosas que forman ahora parte de tu vida y dejar atrás a esas que ya completaron su ciclo en tu círculo social; también dependía de ti, y no del tiempo; los errores, las cagadas y las erratas que cometiste durante el año.

Pues, si dependió de mí, no me arrepiento más que de haber hecho mal a alguien, aun cuando a veces, sin pensarlo; hacemos daño colateral a terceros, porque cada una de nuestras acciones también tocan a las personas a nuestro alrededor. Si dependió de mi, entonces me alegro de haberme atrevido a sonreír, a charlas con aquel desconocido, por aceptar aquella propuesta. Me alegro de haber sentido que ame, que quise, que desee… si dependió de mi entonces me llena de paz saber que tu felicidad también fue parte de la mía y que tus secretos los confiaste a mi mala memoria, que fuimos cómplices y que aun sonreímos por eso que solo sabemos nosotros.

Si dependió de ustedes, doy gracia a cada una de aquellas personas que respondieron el ¡Hola! Que les di, la sonrisa que les regalé y que me estrecharon la mano con toda sinceridad y con el deseo de hacer amistad. A esos que me mandaron chistes malos por que saben que me encantan y aquellos que pensaron en mi para confiarme alguna oportunidad.

Si dependió de cada uno de nosotros entonces gracias por compartir conmigo momentos de alegría, tiempos de cambio; por entender mis pasiones y dejarlas fluir, gracias a los que con cariño me dieron un abrazo y a esas personas especiales que, al verme, se abalanzan contra mi dejando los pies en el aire y su cuerpo en mis brazos dando un abrazo fuerte y divertido. Gracias por caminar conmigo de las manos, por saltar cuando estas riendo a carcajadas cuando digo una de mis payasadas.

Si dependió de ti, gracias por lo que me has enseñado, espero haberte enseñado algo. Que no haya sido en vano el tiempo que compartimos juntos por que cada uno dio de sí, de los más importante… tiempo. Gracias a ti, eres parte de lo que soy. A ti también que, aun cuando no te conozco en persona, tienes un lugar especial en mi mente por tus valores y tu personalidad.

Pero no quiero ser el que no le diga nada al 2017, así que le crearé una personalidad con todas las cosas malas y buenas que me han pasado dentro de su fluir y le diré: Perdón.

Si, debemos todos pedirles perdón al tiempo por cada cosa que pudimos, debimos y quisimos hacer y no hicimos.

Por aquellos poemas que no escribí, aquellas musas que no aproveche, por tratar de mala manera a la inspiración, por no dedicar tiempo a mi talento.

Por aquellos viajes sin hacer, por los lugares que no conocí, por las personas que no salude, perdón por las fotografías que no tome sobre momentos que no pasaran jamás. Perdón por no seguir mi pasión.

Perdón por no pasar el tiempo que debí con las personas correctas; Familia, amigos, cómplices… y te pido perdón por despilfarrar tiempo con gente que no merecía un segundo mas de mi.

Perdóname por no atreverme más, por no tratar de, alguna vez al menos, pisar la cuerda floja sin importar que pudiera caer.

No te pido perdón por equivocarme, de ahí aprendí y fue lo que pensé era correcto en ese momento, pero si perdóname por quien salió herido por mis decisiones impensadas.

Perdón si te desperdicie, si llore de más, si dure días con una tristeza que borraba mi sonrisa. Perdón por no aprovecharte al máximo.

Pero con un “Perdón” el tiempo no vuelve atrás, ya se fue… y no volverá.

Solo nos queda intentar existir de la forma más vivificante este próximo lapso de tiempo.

Dejar de pensar tanto en dinero, el trabajo duro te lo dará. Dejar de malgastar el tiempo… y vivir.

No es tan difícil, solo debes grabar en tu mente que el 2017 no lo vivimos, el paso matándonos, llevándose un año de nuestra efímera vida; si lo piensas bien, creo que buscaras la forma de que el 2018 te mate de la mejor manera posible.

Feliz año nuevo.

Fotografía: Ramón Guerrero