Desde Mi Punto De Vista

Para variar, me gusta ver las cosas siempre desde otro punto de vista.

En esta ocasión veo a todos despidiéndose del año 2017 y agradeciendo por las cosas que pasaron en él.

IMG_7906

Me he quedado pensando si debería agradecer al lapso de tiempo de 365 días que acabará hoy a las 12:00am, porque en realidad, son nuestras acciones las que hicieron que pasaran las cosas en este rango de existencia. Fueron nuestras decisiones y las consecuencias de los demás las que crearon las coincidencias, las oportunidades y hasta la suerte de haber vivido o experimentado tal o cual cosa.

Sin embargo, es más fácil decir gracias al tiempo que nos permitiera vivir todo eso que dar merito a las cosas que motivaron el hacer en nosotros, o pedirnos perdón por no hacer las cosas que debimos en el tiempo en que pudimos.

El tiempo, el periodo que conformo el llamado año 2017 hubiese pasado aun tú te hubieses quedado en cama todo el día; dependía totalmente de ti tener las experiencias que has tenido, conocer las personas maravillosas que forman ahora parte de tu vida y dejar atrás a esas que ya completaron su ciclo en tu círculo social; también dependía de ti, y no del tiempo; los errores, las cagadas y las erratas que cometiste durante el año.

Pues, si dependió de mí, no me arrepiento más que de haber hecho mal a alguien, aun cuando a veces, sin pensarlo; hacemos daño colateral a terceros, porque cada una de nuestras acciones también tocan a las personas a nuestro alrededor. Si dependió de mi, entonces me alegro de haberme atrevido a sonreír, a charlas con aquel desconocido, por aceptar aquella propuesta. Me alegro de haber sentido que ame, que quise, que desee… si dependió de mi entonces me llena de paz saber que tu felicidad también fue parte de la mía y que tus secretos los confiaste a mi mala memoria, que fuimos cómplices y que aun sonreímos por eso que solo sabemos nosotros.

Si dependió de ustedes, doy gracia a cada una de aquellas personas que respondieron el ¡Hola! Que les di, la sonrisa que les regalé y que me estrecharon la mano con toda sinceridad y con el deseo de hacer amistad. A esos que me mandaron chistes malos por que saben que me encantan y aquellos que pensaron en mi para confiarme alguna oportunidad.

Si dependió de cada uno de nosotros entonces gracias por compartir conmigo momentos de alegría, tiempos de cambio; por entender mis pasiones y dejarlas fluir, gracias a los que con cariño me dieron un abrazo y a esas personas especiales que, al verme, se abalanzan contra mi dejando los pies en el aire y su cuerpo en mis brazos dando un abrazo fuerte y divertido. Gracias por caminar conmigo de las manos, por saltar cuando estas riendo a carcajadas cuando digo una de mis payasadas.

Si dependió de ti, gracias por lo que me has enseñado, espero haberte enseñado algo. Que no haya sido en vano el tiempo que compartimos juntos por que cada uno dio de sí, de los más importante… tiempo. Gracias a ti, eres parte de lo que soy. A ti también que, aun cuando no te conozco en persona, tienes un lugar especial en mi mente por tus valores y tu personalidad.

Pero no quiero ser el que no le diga nada al 2017, así que le crearé una personalidad con todas las cosas malas y buenas que me han pasado dentro de su fluir y le diré: Perdón.

Si, debemos todos pedirles perdón al tiempo por cada cosa que pudimos, debimos y quisimos hacer y no hicimos.

Por aquellos poemas que no escribí, aquellas musas que no aproveche, por tratar de mala manera a la inspiración, por no dedicar tiempo a mi talento.

Por aquellos viajes sin hacer, por los lugares que no conocí, por las personas que no salude, perdón por las fotografías que no tome sobre momentos que no pasaran jamás. Perdón por no seguir mi pasión.

Perdón por no pasar el tiempo que debí con las personas correctas; Familia, amigos, cómplices… y te pido perdón por despilfarrar tiempo con gente que no merecía un segundo mas de mi.

Perdóname por no atreverme más, por no tratar de, alguna vez al menos, pisar la cuerda floja sin importar que pudiera caer.

No te pido perdón por equivocarme, de ahí aprendí y fue lo que pensé era correcto en ese momento, pero si perdóname por quien salió herido por mis decisiones impensadas.

Perdón si te desperdicie, si llore de más, si dure días con una tristeza que borraba mi sonrisa. Perdón por no aprovecharte al máximo.

Pero con un “Perdón” el tiempo no vuelve atrás, ya se fue… y no volverá.

Solo nos queda intentar existir de la forma más vivificante este próximo lapso de tiempo.

Dejar de pensar tanto en dinero, el trabajo duro te lo dará. Dejar de malgastar el tiempo… y vivir.

No es tan difícil, solo debes grabar en tu mente que el 2017 no lo vivimos, el paso matándonos, llevándose un año de nuestra efímera vida; si lo piensas bien, creo que buscaras la forma de que el 2018 te mate de la mejor manera posible.

Feliz año nuevo.

Fotografía: Ramón Guerrero

Anuncios

Enrique chao, Hasta Siempre Maestro

Esta mañana desperté cansado, por causa de dormir tarde.

Tenia varios días ya sin hablar con el, si hubiese sabido que hoy al levantarme, lo primero que leería: “Murió el maestro” no hubiese esperado para llamarte.FB_IMG_1442230096264

Enrique Chao, es el nombre de un director, dramaturgo y actor de República Dominicana galardonado con varios premios y reconocido como uno de los pilares de las artes escénicas en el país.

Para mi no, al menos no fue solamente eso.

En el año 2014 conocí a un hombre, quien me enseñaría no solo las pautas básicas para poder actuar sobre las tablas en un teatro o frente a una cámara, si no, también a un maestro que compartió conmigo y mis compañeros parte de su vida y que abrió la puerta a la esperanza nueva vez por causa del amor a enseñar este arte.

Con sus inacabables historias, su infinita sonrisa y corazón de miel, se escondía tras una coraza de insultos relajados, rabietas jocosas y cariño muy peculiar, se hizo un espacio en cada alma que se acerco a el de manera especial.received_10153242269257369

Fueron tantas las risas, tanto lo que aprendimos de la vida, del teatro, del arte… Cinefilo y teatrero empedernido, con un vicio de consumir y compartir lo que mas amaba.

Su pierna “Jodona”, sus ataques de ira, sus palabras sinceras y su personalidad única, serán recordadas por cada uno de los que sin mas, aprendimos a quererlo.

Tantas ideas, tanto conocimiento y tanta creatividad, toda esa energía que destilada.

Creyó en mi, me dijo que podía hacerlo; que podía actuar.

Me llamo su hijo preferido, su hijo querido. (Aunque se que no era el único en esta categoría)

De camino al trabajo y haciendo mi mejor actuación hasta ahora, tratando de no desplomarme de la tristeza, me fijaba en todas las personas que seguían sus vidas normalmente, me dieron ganas de gritar: !Murió un gran hombre, murió alguien muy importante! pero recordé que a él no le gustaba que lo Jodieran mucho. ☺

Mucha gente seguro pensará que él no tenia familia cercana, que estaba solo por que vivía solo, pero no saben cuanto se equivocan, Enrique Chao tenia una familia enorme y sus momentos felices se reducían a estar con esas personas y hacer lo que lo apasionaba: Estar en el teatro.

Sus estudiantes, amigos, compañeros…compartir con nosotros era algo muy especial para él, decía:

“Estos son los momentos que debo atesorar para mi”IMG-20150307-WA0008

Después de luchar junto a su madre para vencer aquella enfermedad que ella portaba, no le quedaba muchos deseos de hacer… y algo que me llena el corazón de alegría al recordar su voz diciendo un día:

“Ustedes, grupo de mojones, son la razón de que yo volviera a tener ganas de salir de casa. Me alegran los días”

Papá oso se a ido, pero quedamos muchos ositos de colores diversos, para atesorar, recordar y dar de lo que él nos dió.

Un abrazo de oso, Enrique…maestro, de parte de su hijo (No puedo decir como me llamaba) y de todo el grupo de su taller 2014-2015

Le amamos y se que todos sentimos la misma pena y que reiremos siempre que lo recordemos como una pieza que metimos en nuestras vidas sin apenas darnos cuenta y que se volvió importante.received_10155526705470438

“HASTA SIEMPRE”

“PAPA OSO”