La mujer fácil: Conceptos

He preguntado en el día de ayer en mis redes sociales ¿Que es para ti una mujer fácil?

Las respuestas y debates siempre me son interesantes.

Entre conservadores y liberales siempre habrá diferencias hasta dentro de su propio grupo.

Aquí esta mi opinión y critica sobre el concepto social de Mujer Fácil.

image

La sociedad, principalmente hombres, tienen un concepto negativo sobre esto. Definen, la mayoria, como fácil:

1. Aquella mujer que en la primera cita se acuesta con el hombre: si usamos esta premisa como válida entonces el hombre que se acuesta en la primera cita con la chica ¿es un hombre fácil? Pues no para la sociedad machista. Ese es un mero macho. (¿Sexismo donde?)

2. Aquella mujer que pide sexo cuando lo quiere: Con esto entiendo que prefieren una fiera amarrada sin poder ser totalmente sincera con sus deseos. (¿Sera por que muchos de nosotros los hombres no decimos en verdad lo que deseamos y cuando lo deseamos?)

3. Aquella mujer que sabe lo que busca de un hombre; placer, cariño o amor: Una mujer que aclare lo que desea de un hombre, esa que pone la linea limite del camino que recorrerá. Muchos hombres tenemos miedo a la mujer que es seguro de si misma, de sus decisiones y sus acciones, esa que es independiente.

No considero este tipo de mujer fácil.

Para mi la mujer fácil es la que se vende, la que espera algún trueque intercambiando su cuerpo o compañía. Considero fácil a la mujer que depende de un hombre para poder estar “bien” esa que no se conoce y por tal razón no sabe que sentir ni como reaccionar ante las cosas.

Esa que se cohíbe de decir las cosas que le molestan.

La que no protesta cuando le faltan al respeto.

La que falta al respeto por ignorante.

La mujer que sabe lo que quiere, cuando lo quiere, como lo quiere y hasta cuando…no es fácil, es una mujer y punto.

Anuncios

¡Vive hoy!

El día de hoy no pensaba escribir nada, hasta que mi superior envió un correo a mi grupo de trabajo con una frase que reza:

“Dentro de 20 años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste” – Mark Twain

Y como siempre mi mente se fue al lugar que esta frase la llevaría.

¿De que podría arrepentirme de no haber hecho? ¿De qué podrías arrepentirte tú?

Son tantas las decisiones que se nos presentan a diario. Desde, que marca de goma de mascar comprar, hasta ¿Escribo esto que pienso o no?

Aparecen en mi mente tantas personas que existen con un sin número de cosas por elegir, decisiones que tomar y, de elegir alguna, dejarían otras. Me imagino en aquella muchedumbre de cerebros indecisos algún sujeto o alguna mujer pensando en veinte años:

-Debí Besarlo

-¿Por qué no lo perdone, me hacia feliz?

-Si hubiese dicho que si…

-Debí decir que no.

-Quizás si le hubiese hablado aquella chica en el metro…

-Tal vez si le hubiese devuelto la mirada…

-Si quería abrazarlo ¿Por qué no lo hice?

-Tenia que probar a ver qué tal.

Y es que cada instante se vuelve pasado constantemente y cada paso desaparece el futuro volviéndolo un presente creado por tus decisiones.

Lo que vayas a hacer, aunque tengas dudas, miedo o simplemente esperas un señal…hazlo ahora, esa oportunidad puede desaparecer al momento en que te pongas a sopesar ¿Lo hago o no?

Y puedes creerme, nunca aparecerá la misma oportunidad en las mismas circunstancias.

¡Vive hoy!