Enrique chao, Hasta Siempre Maestro

Esta mañana desperté cansado, por causa de dormir tarde.

Tenia varios días ya sin hablar con el, si hubiese sabido que hoy al levantarme, lo primero que leería: “Murió el maestro” no hubiese esperado para llamarte.FB_IMG_1442230096264

Enrique Chao, es el nombre de un director, dramaturgo y actor de República Dominicana galardonado con varios premios y reconocido como uno de los pilares de las artes escénicas en el país.

Para mi no, al menos no fue solamente eso.

En el año 2014 conocí a un hombre, quien me enseñaría no solo las pautas básicas para poder actuar sobre las tablas en un teatro o frente a una cámara, si no, también a un maestro que compartió conmigo y mis compañeros parte de su vida y que abrió la puerta a la esperanza nueva vez por causa del amor a enseñar este arte.

Con sus inacabables historias, su infinita sonrisa y corazón de miel, se escondía tras una coraza de insultos relajados, rabietas jocosas y cariño muy peculiar, se hizo un espacio en cada alma que se acerco a el de manera especial.received_10153242269257369

Fueron tantas las risas, tanto lo que aprendimos de la vida, del teatro, del arte… Cinefilo y teatrero empedernido, con un vicio de consumir y compartir lo que mas amaba.

Su pierna “Jodona”, sus ataques de ira, sus palabras sinceras y su personalidad única, serán recordadas por cada uno de los que sin mas, aprendimos a quererlo.

Tantas ideas, tanto conocimiento y tanta creatividad, toda esa energía que destilada.

Creyó en mi, me dijo que podía hacerlo; que podía actuar.

Me llamo su hijo preferido, su hijo querido. (Aunque se que no era el único en esta categoría)

De camino al trabajo y haciendo mi mejor actuación hasta ahora, tratando de no desplomarme de la tristeza, me fijaba en todas las personas que seguían sus vidas normalmente, me dieron ganas de gritar: !Murió un gran hombre, murió alguien muy importante! pero recordé que a él no le gustaba que lo Jodieran mucho. ☺

Mucha gente seguro pensará que él no tenia familia cercana, que estaba solo por que vivía solo, pero no saben cuanto se equivocan, Enrique Chao tenia una familia enorme y sus momentos felices se reducían a estar con esas personas y hacer lo que lo apasionaba: Estar en el teatro.

Sus estudiantes, amigos, compañeros…compartir con nosotros era algo muy especial para él, decía:

“Estos son los momentos que debo atesorar para mi”IMG-20150307-WA0008

Después de luchar junto a su madre para vencer aquella enfermedad que ella portaba, no le quedaba muchos deseos de hacer… y algo que me llena el corazón de alegría al recordar su voz diciendo un día:

“Ustedes, grupo de mojones, son la razón de que yo volviera a tener ganas de salir de casa. Me alegran los días”

Papá oso se a ido, pero quedamos muchos ositos de colores diversos, para atesorar, recordar y dar de lo que él nos dió.

Un abrazo de oso, Enrique…maestro, de parte de su hijo (No puedo decir como me llamaba) y de todo el grupo de su taller 2014-2015

Le amamos y se que todos sentimos la misma pena y que reiremos siempre que lo recordemos como una pieza que metimos en nuestras vidas sin apenas darnos cuenta y que se volvió importante.received_10155526705470438

“HASTA SIEMPRE”

“PAPA OSO”

Anuncios

Cruces Olvidadas.

En aquel campo llamado santo por los vivos que esperan la redención de sus seres perdidos, se pueden observar, si se quiere; detalles que ennegrecen los pensamientos.

Hierva mala que trepa por las cruces olvidadas, cruces en las que el tiempo y el descuido ha dejado sin nombres ni epitafio. Flores marchitas que dejan su huella otoñal haciendo saber que ha sido abandonada y que quizás nadie más vuelva a encontrar el lugar de descanso de aquellos huesos inertes.

No cabe en mí pensar que alguien pueda ser olvidado sin más, aunque dejar de visitar una tumba no quiere decir que se borró de la memoria el recuerdo de aquel extinto.

Y es que cada uno pasa por la vida, y esta, solo es un pestañeo. Cada uno vera como la generación venidera los irá reemplazando. Cada niño que nace será un infante, un adolescente, un joven, un adulto y un anciano que hará las cosas que tú no pudiste hacer o quizás cosas que ya tú habrás hecho. Pero es lo más seguro en la vida; moriremos.

Antes de ese día podemos hacer tantas cosas, y es que uno de los objetivos debería ser tratar de no ser olvidados por la gente que conoció tu existencia. Dejar una huella, una marca en aquellos que coincidieron en tu camino mientras sentías.

Creo en el alma y en la energía que nos rodea y que viene de la naturaleza y va de vuelta a ella, esa energía está conectada con cada uno de nosotros.

Por lo tanto, aunque sea cremado, aunque se pierda mi cuerpo exánime o mi cruz sea olvidada y de ella se borre mi nombre, mi alma será feliz porque viviré en los recuerdos de quienes me amaron y de quienes una estela de mi existencia deje plasmada, en sus corazones y en sus pensamientos.

Palabras Visuales

palabrasvisualesdemispasioens

¿Como la conocí? no recuerdo, ¿Cuando? mucho menos. mi mala memoria no guarda cosas como esas, al parecer las encuentra insignificantes.

Olvide la ropa que llevaba y lo poco que hablamos, como iba peinada y hasta sus zapatos; lo que nunca olvide fueron sus ojos, su mirar, la forma en la que mira; y mientras dice cosas con su voz las palabras indescifrables que salen de sus ojos cautivan mis sentidos.

Tratando de entenderla, que por dentro grita algo, grita lo que es, lo que siente, lo que piensa…dice con su mirada lo que desea, buscando quien pueda entenderla.

Quise verla una y otra ves, la buscaba en mi pantalla, en los pasillos estrechos donde la veía de lejos, y estaban allí, como saludándome mientras se alejaba con una sonrisa hermosa, aquellas esferas diáfanas de un tono dulce, que tienen tanto que decir, como ánfora guardan su alma, aquella alma de mujer que expresa con arte lo que es y envuelve de sensibilidad su rostro como seda.

Se que es mas de lo que veo, seguro mucho mas de lo que pienso…solo sabre lo que en verdad es, siente y piensa cuando entienda el lenguaje de sus ojos. Tengo que estudiarla, así que me toca mirarla mas atento, mas de cerca…mas sediento.